Titulares

lunes, 8 de mayo de 2017

Comisión de los Derechos Humanos de la OEA recurre a la falacia en contra de República Dominicana.

REDACCIÓN

SANTO DOMINGO.- El presidente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Leonel Fernández, reitera que la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos de la OEA recurre a la falacia en contra de República Dominicana al afirmar que en el país existe discriminación racial y se violan los derechos humanos.

Leonel Fernández dijo que la CIDH lanzó un nuevo ataque contra la República Dominicana utilizando argumentos erróneos, esgrimiendo conceptos falaces y evidenciando un sesgo preocupante que puede seguir erosionando su ya disminuida credibilidad entre los Estados miembros de la OEA.

“En su reciente Informe Anual sobre la situación de los derechos humanos en América Latina y el Caribe, la Comisión Interamericana incluyó a República Dominicana, por vez primera, en el capítulo IV del informe, una especie de “lista negra” de países cuyas violaciones de derechos humanos requieren de una atención y análisis especiales”, refirió Leonel Fernández al tratar el tema en la columna “Observatorio Global” publicada en el Listín Diario y Vanguardia del Pueblo Digital, este lunes, reseñada por la Secretaria de Comunicaciones del PLD.

El expresidente de la República señaló que para la institución dependiente de la OEA, en el país, la discriminación racial estructural contra personas de ascendencia haitiana o percibidas como tales, resultan en violaciones al derecho a la nacionalidad; deportaciones y expulsiones masivas; así como en operaciones migratorias ilegales.

“Una de las falacias más connotadas del informe consiste en afirmar que en la República Dominicana existe discriminación racial por parte del Estado contra las personas afrodescendientes. Más aún, que la negación de esa discriminación por parte de las autoridades nacionales genera la exclusión del tema en la opinión pública nacional”, resaltó.

Aclaró que no se trata de negar la existencia de la discriminación dentro de nuestro territorio y que lamentablemente, ese es un mal que afecta la generalidad de los países en el mundo, incluyendo a naciones como los Estados Unidos, donde sigue siendo un tema vigente y de alta sensibilidad. “Sin embargo, no es lo mismo afirmar que desde el Estado dominicano existe, en forma deliberada, una política orientada a discriminar a los nacionales de nuestra vecina nación de Haití y sus descendientes”.

Destacó que el tema clave del informe gira en torno a la nacionalidad dominicana de las personas de ascendencia haitiana; y es allí donde se encuentra el mayor error de interpretación de los organismos del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, que incluye tanto a la Comisión, como a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

“El desacertado informe pone de relieve que el Estado dominicano no ha adoptado medidas para dejar sin efecto las normas que establecen o que tengan por efecto no considerar como nacionales dominicanos a los nacidos en territorio nacional de padres con estatus migratorio irregular”, indicó.

Recordó que como ha expuesto en ocasiones anteriores, ha quedado demostrado que la Constitución y las leyes dominicanas representan simplemente un ejercicio válido de la soberanía nacional que no vulnera los derechos humanos y no causa apatridia.

« Antes
Siguiente »

No hay comentarios

Publicar un comentario