Latest News

lunes, 2 de octubre de 2017

Sin rencor pero sin olvido

Alfredo Cruz Polanco

Los hombres pueden caer pero los principios no. Nosotros podemos caer pero el pueblo no debe permitir que caiga la dignidad democrática”. Juan Bosch, 25 de septiembre de 1963.

25 de Septiembre se cumplen 54 años del nefasto, funesto, vil y criminal Golpe de Estado contra el primer gobierno constitucional y democrático,luego del derrocamiento de la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina,presidido por el Profesor Juan Bosch, en 1963, electo con casi el 60% de los votos emitidos en las Elecciones Generales del 20 de Diciembre de 1962, con apenas siete meses en el poder. llevado a cabo por la oligarquía empresarial, los altos jefes militares; la Unión Cívica Nacional, la Embajada de los Estados Unidos y lamentablemente, por la jerarquía de la iglesia católica..

Este acontecimiento, los dominicanos que amamos a nuestro país, no podemos permitir que pase desapercibido, por aquello de que “Los pueblos que no son capaces de recordar su pasado, están condenados a repetirlo”. Consideramos que las presentes y futuras generaciones, deben conocer sobre este fatal acontecimiento de nuestra historia, así como sus causas, consecuencias y los autores del mismo, algunos de los cuales viven aún. Este hecho le generó a nuestro país, según los entendidos en la materia, un retroceso institucional de más de 50 años, en lo económico, en lo político y en lo social.

A raíz del triunfo de la Revolución Cubana en 1959, encabezada por Fidel Castro Ruz, todos los presidentes o candidatos que plantearan ideas progresistas yá democráticas, eran tildados de comunistas, sobre todo, Don Juan, que había enarbolado un discurso persuasivo, innovador, con un lenguaje sencillo y que había vivido en ese país, aunque antes de la Revolución. Juan Bosch tuvo que soportar permanentemente, un fuego cruzado de estos poderes fácticos, los cuales conspiraron contra él, contra su gobierno y contra la democracia, durante la campaña, la transición, durante su proclamación y durante los apenas Siete meses, que precariamente, pudo permanecer en el poder.

La Iglesia Católica puso a circular una Carta Pastoral, firmada por el Arzobispo de Santo Domingo, Octavio Antonio Beras, por Hugo Eduardo Polanco Brito (Pariente nuestro), Obispo de la Diócesis de Santiago de Los Caballeros, Francisco Panal, Obispo de La Vega, entre otros, en la cual hacía un llamado a los feligreses a no votar por comunistas y enemigos de la iglesia cristiana, en clara alusión a Juan Bosch. Un craso error, ya que Bosch fue gran admirador y devoto del Padre Francisco Fantino Falco, a quien conoció en la Vega, durante su niñez. Luego, Varios sacerdotes católicos, no cesaban sus ataques contra Bosch, en las iglesias, en la radio, la televisión en los periódicos y revistas de la época, reiterando su acusación de que Bosch era comunista, marxista-leninista, y por tanto, enemigo de la Iglesia Católica, por lo que había que impedirle, a como diera lugar, que llegara a gobernar el país. Entre esos sacerdotes, que no escatimaron esfuerzos para evitar el triunfo de Juan Bosch, figuran: El Padre Jesuita, de origen español, Láutico García y el Capellán del Ejército, Marcial Silva, que aún vive.

El ataque del sacerdote Láutico García fue tan despiadado, que Juan Bosch y el P.R.D. amenazaron con retirar su candidatura y no participar en esas Elecciones. Bosch Invitó al Padre Láutico a un debate público y televisado, donde pudieran aclarar las acusaciones de este, de comunista y marxista. Dicho debate se llevó a cabo el día 17 de Diciembre, a las 9:30 de la noche, en el Programa “Actualidades”, por Radio Televisión Dominicana, dirigido por el periodista Salvador Pittaluga Nivar, en el cual Juan Bosch, con sus grandes conocimientos religiosos, políticos, económicos y sociales, derrotó los falsos argumentos de dicho sacerdote, quien se vio obligado a reconocer públicamente de que se había equivocado, retractándose de sus acusaciones. Este debate selló el triunfo arrollador de Juan Bosch en las Elecciones del 20 de Diciembre.

Durante la transición, Bosch viajó por los Estados Unidos (se reunió con el Presidente John F. Kennedy), Europa (en Francia se reunió con el Presidente Charle de Gaulle) y Asia, en busca de ayudas, financiamientos, becas, de técnicos e inversionistas para obras de infraestructuras de desarrollo para nuestro país, que generaran miles de empleos (desarrollo del Turismo, Presas, Zonas Francas, Industrias, Centros Tecnológicos, Autopistas, Aeropuertos, desarrollo de la Agricultura, Acueductos, Tendidos Eléctricos, Centros Educativos, Hospitales, etc.) Fue el primer presidente en realizar un periplo (recorrido) por el mundo en busca de tecnologías avanzadas, ya que el país carecía de las mismas.

La Constitución, con la cual gobernó y respetó hasta el último día de su gobierno, el Presidente Juan Bosch, conocida como la “Constitución del 63”, de la cual fue su principal protagonista, está considerada como la más progresista, la más avanzada, la más democrática y la de mayor justicia social.

Durante los Siete meses de su gobierno, Juan Bosch no permitió que las riquezas que el pueblo dominicano heredó de la dictadura de Trujillo, fueran festinadas y repartidas entre los sectores de la oligarquía, rancia, retrógrada y trujillista de la época; durante su gobierno no se maltrató, apresó, persiguió, golpeó ni mató a nadie; no permitió que un solo centavo del pueblo fuera a parar a los bolsillos de alguien, pues enfrentó con energía los pocos actos de corrupción que se produjeron, implementando la austeridad, pues evitó el derroche (redujo los gastos, los salarios, comenzando con él); pagó la deuda externa; aumentó el Presupuesto para Educación y Salud; se gestionó la construcción de las Presas de Tavera y Valdesia; la Zona Franca y una Planta Eléctrica para Puerto Plata; se inició el Acueducto de Santo Domingo; se inició la reforestación del país; se distribuyeron miles de tareas de tierra a los campesinos sin tierra, a través de las Villas de la Libertad, las cuales incluían viviendas y escuelas.


« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario