Latest News

MÚSICA TODO EL DÍA

..........................

miércoles, 1 de agosto de 2018

Embajador José Manuel Castillo llama a la prudencia política a sectores opositores


REDACCIÓN

SANTO DOMINGO RD.- El Embajador de República Dominicana ante la Federación Rusa, José Manuel Castillo Betances, calificó de aventurera y extremista la petición de juicio político en contra del presidente Danilo Medina hecho por dos diputados de la oposición.

Castillo Betances, dirigente del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), definió al presidente Danilo Medina como uno de los grandes estadistas de la región de América Latina y el Caribe, logrando desarrollar una gestión que ha hecho posible reducir la pobreza e indigencia en el país, así como liberar a la República de la terrible peste del analfabetismo.

Castillo llamo la atención de la coincidencia de esta petición con el movimiento ultraconservador y desestabilizador en la región asociado a grupúsculos sociales que mediante tecnicismo jurídico aspiran a destronar gobiernos legítimos para alcanzar un derecho que no se han ganado con el apoyo del pueblo.

El especialista en Relaciones Económicas Internacionales, pidió a los políticos opositores prudencia y valorar la envidiable estabilidad económica y política que vive la nación, que ha impactado positivamente en los mercados de capitales haciendo que el país pase a ser líder en Inversión extranjera directa en la región de Centroamérica y el Caribe, cuyo monto superó los 3 mil 500 millones de dólares, lo que se traducirá en más empleo y mejora de la calidad de vida de los dominicanos y dominicanas.

“Lograr un clima de paz, estabilidad y libertad como el que disfruta la República Dominicana tiene un insuperable valor que no puede ponerse en peligro por pretensiones aventureras que solo conducen al atraso”, resaltó el dirigente político y diplomático.

Explicó que un ejemplo de la transparencia del gobierno radica en el hecho de haber suspendido todos los contratos una vez se conoció que los ejecutivos de esta empresa estaban siendo demandados en su país de origen. Pero que los compromisos previamente establecidos por razones de ley había que cumplirlos.

El Embajador Castillo Betances planteó que los acontecimientos políticos de la última década en la América morena del apóstol de la libertad, José Martí, revelan que la región está pagando el precio de la dignidad soberana, fenómeno que nos convoca a despertar. “En el caso dominicano un ejemplo de la dignidad soberana es la magnífica obra de Punta Catalina, que va a conjurar los odiosos apagones y que algunos por intereses abusivos en connivencia con sectores de la oposición quieren boicotear”.

El diplomático dominicano indicó que la táctica por excelencia en estos procesos, ha sido aplicar la doctrina de la judicialización de la política, pero donde esta se imposibilita se impone la dictadura del caos y el desorden como la nueva forma de destronar gobiernos legítimamente constituidos, pero que no están conteste con intereses de sectores oligarcas ultraconservadores y sus socios foráneos.

Recordó que el primer ensayo de golpe de Estado blando mediante tecnicismo jurídico derribó el gobierno democrático de Manuel Zelaya, en Honduras, en el 2009, generando una crisis política que terminó precipitando el país a una profunda crisis económica, al caso total. 

Adujó que en aquel entonces, la República Dominicana manifestó una extraordinaria solidaridad con el presidente destituido Zelaya, a quien recibió el ex presidente dominicano Leonel Fernández, validando su respaldo absoluto al presidente hondureño derrocado. “Fernández desarrollo una amplia y valiente estrategia diplomática en defensa de la institucionalidad democrática y de respaldo al mandatario destituido en la cumbre del Movimiento de Países No Alineados, en Egipto”.

Agregó que esa defensa que también validó en el marco de la Liga Árabe y la Unión Africana; y en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, donde hizo un llamado vehemente ante el alto organismo mundial, “Actuar con dignidad y responsabilidad y respaldar el coraje del destituido presidente constitucional de Honduras, Manuel Zelaya, quien retornó a su país”.

Consideró que es tiempo de frenar la ola que desmontar gobiernos violentando las propias normas que demandan su respeto hasta tanto se concluya su periodo de mandato consagrado en su constitución, sentenciándolo como un método antidemocrático que no se corresponde con el bienestar de los pueblos que se debe superar, “salvo que queramos volver a los tiempos de la caverna, o la era de los caudillos, donde se sucedían los gobiernos en meses, días y horas, todo en perjuicio del desarrollo y el progreso de naciones que aun después de 200 años de independencia esperan por la solución de una altísima deuda social”.
« PREV
NEXT »

No hay comentarios.

Publicar un comentario