Latest News

sábado, 14 de octubre de 2017

Debemos ser el ejemplo para nuestros niños

SANTO DOMINGO ESTE

Por Roberto Veras.

Los niños aprenden lo que hacen los adultos. Los niños quieren tanto ser como sus padres que harán lo que sus padres hacen en lugar de lo que se les ordena hacer. 

Son observadores y aprenden cómo hacer las cosas primero observando a sus padres. 

¿Qué estás haciendo que no quieres que hagan tus propios hijos?

Si estás hablando mal, ¿no crees que eso influirá en tus hijos? Seguro que lo hará.

Los niños observan todo lo que los padres cuentan. Muchos padres han dejado de lado su responsabilidad para con sus hijos. 

¿Y cuál es nuestra responsabilidad? Sencillo, es criar a un niño que se convertirá en un adulto feliz, sano y emocionalmente apto y que sea autosuficiente. 

Si eres auto indulgente, entonces tu hijo aprenderá que ser indulgente está bien. Si fumas, entonces está bien que lo hagan también.

El pasado jueves asistí como de costumbre a la sesión ordinaria que realizan los concejales en el ayuntamiento de nuestro municipio, sometieron un tema para los niños residente en el municipio llamado (REGIDOR POR UN DÍA), pero un concejal dijo que el escenario que se vive en el cabildo no es un buen ejemplo para los niños.

Cuando estaba en la universidad, nos dijeron que parte del liderazgo es dar el ejemplo. 

Como padre tu eres su líder, entonces, dirige con el ejemplo,¿Y cuáles son algunas de las formas que te ayudarán a hacer esto?

Nunca discuta frente a sus hijos. Esto incluye cualquier argumento que tenga con su esposa o pareja. Asegúrese de que esos argumentos se resuelvan para cuando sus hijos vuelvan a casa de la escuela. Esto ayudará a resolver las cosas rápidamente.

Asegúrese de que usted y su esposa estén en la misma onda al castigar o dar cualquier tarea a sus hijos. 

Asegúrese de tener una relación amorosa con su esposa o pareja. Esto es vital para sus hijos. Aprenden cómo tener una relación al observar y harán lo mismo.

Ofrezca tareas a los niños. Esto les inculcará un sentido de valor. Asegúrese de hacer las cosas que debería hacer en la casa. Y hazlo con una sensación de disfrute. 



Finalmente, ámate a ti mismo. Perdona cualquier error que hayas cometido. Tus hijos aprenderán lo mismo. Les deseo a ustedes y a sus hijos mucha felicidad y salud mientras se mueven por la vida y los cambios que traerán.
« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario