Latest News

domingo, 27 de septiembre de 2020

Afectado por tormenta Isaías en Hato Mayor narra historia aferrado a la fe en Jesucristo



Perdió alimentos, ropa, carro, ajuares, pero no la esperanza de que todo tiene un propósito 

REPUBLICA DOMINICANA.- Ante el paso este jueves de la tormenta Isaías, muchas familias perdieron sus viviendas y pertenencias por las inundaciones, principalmente en la provincia Hato Mayor, en el Este del país, donde se reportaron más de 700 familias desplazadas. 

El drama vivido por los residentes en el callejón Guabanismo del sector de Gualey, próximo al río Magua, es narrado por Nicolás Núñez, segundo consejero de la Rama Hato Mayor de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, a quien su casa se le inundó hasta la altura del techo, solo salvando lo más preciado: su vida, la de su esposa y sus dos hijos de 7 y 11 años, quienes se refugiaron inicialmente en casa más segura de un vecino y ya pasada la tormenta con otros familiares. 

Según narró Núñez, hace dos años el sector se inundó por primera vez y atribuyeron el hecho a que el río tenía mucha sedimentación, pero en esta ocasión se había dragado, limpiado y ampliado su cauce por lo que no se esperaban que las aguas subieran y les sorprendiera desprevenidos. 

A pesar de que Nicolás Núñez no pudo salvar de las aguas ni su carro, computadora, impresora, cámara, camas, ropas, ajuares del hogar ni los alimentos, dice que hay un mensaje que recalca el presidente de la Iglesia, Russell M. Nelson que le ha servido mucho: “más si estáis preparados no temeréis”, porque entiende que el Señor siempre está obligado al ser obedientes y hacer las cosas que Él dice. 

“Lo que yo he aprendido en el Evangelio me ha ayudado a entender que todo tiene un propósito en la vida y que uno debe continuar, porque con el Plan de Salvación venimos a la tierra para aprender y saber desenvolverse y comprender que todo tiene un propósito y que uno debe seguir hacia adelante”, afirmó Núñez mientras limpiaba su casa para luego ir en ayuda de otras personas afectadas. 

La Rama de Hato Mayor de la Iglesia es parte de La Estaca La Romana, contando con más de 4,000 miembros en esta área del país. Sus líderes están dando acompañamiento al hermano Nicolás y su familia y a la vez realizan un levantamiento de la situación de los afectados y sus necesidades a fin de mover voluntades entre su membresía, en procura de ayudar a los más necesitados. 

Nicolás Núñez también informó que las principales necesidades de las familias afectadas son alimentos, colchones, ropas, algunos electrodomésticos, zinc y maderas para reparar sus viviendas 

“Si estáis preparados, no temeréis” 

La Iglesia de Jesucristo tiene definida dos estrategias para que ante eventos de emergencia sus miembros estén preparados para velar por ellos mismos, sus familias y otros, siendo una de ellas “La Mochila de Emergencia”, que ayuda a sobrevivir por 72 horas mientras llega la ayuda a la localidad. 

Consiste en preparar una mochila resistente, incluyendo en ella además de los documentos de identidad, un botiquín o bolso con medicinas, botellas de agua, abrigos, enlatados, linterna, copias de llaves, manta, velas y fósforos, dinero, radio de pilas, silbato, chocolates, desinfectante, bolsas y el Plan Familiar para Emergencias. 

La otra estrategia es “Almacenamiento en el hogar”, que propone guardar una cantidad pequeña de alimentos que formen parte de su dieta diaria, que incluya alimentos enlatados duraderos, colocados en lugar protegido, rotándolos para evitar que se dañen. Incluye también provisión de agua potable en botellas y galones plásticos debidamente tapados, lejos del calor y luz del sol, además de una reserva de recursos económicos, que se puede garantizar ahorrando con regularidad un poco de dinero. El almacenamiento en el hogar es una tarea de toda la familia, para los santos de los últimos días. 

Acerca de la Iglesia: La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días es una iglesia cristiana con más de 16 millones de miembros a nivel mundial, con sede en Salt Lake City, Utah, Estados Unidos; organizada oficialmente en la República Dominicana el 7 de diciembre de 1978. Actualmente, cuenta con 138,539 miembros organizados en 194 congregaciones que se reúnen semanalmente en 170 edificios oficiales ubicados en todas las provincias del país. El primer templo de la Iglesia en República Dominicana fue inaugurado el 17 de septiembre de 2000 y brinda servicio a 218,454 miembros de la región del Caribe.
« PREV
NEXT »

No hay comentarios.