Alcaldesa Carolina Mejía visita oficinas de la Iglesia de Jesucristo en Santo Domingo



Sostuvo un encuentro con los miembros de la Presidencia del Área del Caribe en el que abordaron la posibilidad de iniciativas conjuntas en algunas localidades del Distrito Nacional.

La Presidencia del Área del Caribe de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días recibió en sus oficinas regionales del Templo de Santo Domingo la visita de Carolina Mejía, alcaldesa del Distrito Nacional, República Dominicana. La reunión estuvo encabezada por el élder Eduardo Gavarret, de los Setenta y presidente del Área del Caribe.

El encuentro, que se extendió por más de una hora, abordó temas comunes con el fin de trabajar proyectos en colaboración que impacten favorablemente a los munícipes de la ciudad capital. El élder Gavarret manifestó el interés que tiene la Iglesia de participar junto a la alcaldía en iniciativas de bien común.

La alcaldesa hizo referencia a los planes de desarrollo que impulsa desde el cabildo en términos urbanísticos, presentando además su preocupación por la necesidad de fortalecer la responsabilidad ciudadana. “Creo que la educación ciudadana está muy ausente. Debemos comunicarle al ciudadano lo que esperamos de ellos. Sin orden ni estructura no llegamos a ningún lado”, afirmó.

Manifestó preocupación por la juventud, asegurando que esta necesita tener herramientas y recursos para desarrollarse. Mostró total disposición de llevar a cabo proyectos en conjunto que ayuden a los jóvenes de la ciudad a superarse, subrayando la necesidad de impulsar iniciativas de desarrollo y formación en las localidades más vulnerables, haciendo mención especial del sector de Villas Agrícolas.

Conversando sobre el tema familia y su importancia como pilar de la sociedad, la alcaldesa reflexionó sobre la importancia que debe dársele. “Hay que tener claro que la familia es la prioridad. Debemos contar con el Señor, confiando en Él y Su voluntad”, dijo al intercambiar sus sentimientos en referencia a la frase de David O. Mckay que reza: “Ningún éxito en la vida compensa el fracaso en el hogar”.

Al referirse al Templo de Santo Domingo, Carolina Mejía dijo que “este espacio es parte del tesoro y una de las cosas más bellas que tenemos en la ciudad”, destacando además que representa un ejemplo de lo que resulta cuando hay orden, disciplina y cooperación entre quienes conviven en un mismo espacio. “Este hermoso lugar, es armonía”, agregó.

A pesar de conocer ampliamente sobre la Iglesia, fue de mucha sorpresa para la alcaldesa saber que los santos de los últimos días creen que los vínculos familiares se extienden más allá de la muerte y estuvo de acuerdo de que, “si hay un cielo, no se puede imaginar sin nuestro cónyuge e hijos”.

El encuentro culminó con un recorrido por los jardines del templo, en el que los líderes de la Iglesia explicaron a la alcaldesa el simbolismo del templo y la naturaleza de las actividades que se realizan en el interior del edificio. Asimismo, el élder Gavarret entregó a la alcaldesa, como gesto de amistad, una estatuilla titulada “El círculo del amor” que representa a una familia dando sentido a la frase “La familia es el fundamento de una vida justa”.

Participaron además la señora Ana González, directora de aseo urbano; el élder Jorge Alvarado y el élder Moisés Villanueva de los Setenta, primer y segundo consejero de la Presidencia del Área del Caribe respectivamente; la hermana Damaris Fortuna, asesora de organizaciones de área; Miguel Tenorio, director de asuntos temporales y Rafael Gutiérrez, director de comunicación.

Publicar un comentario

0 Comentarios