Latest News

lunes, 9 de marzo de 2020

¿QUE PASARÁ CON LOS PEQUEÑOS EMPRESARIOS DE LA COMUNICACIÓN?



Por Logan Jiménez 

En la República Dominicana existen decenas de empresas millonarias que dirigen los medios de comunicación, ellos manejan la línea editorial y buscan las reacciones oportunas delegas a sus reporteros, que son empleados asalariados. 

Los periodistas, algunos graduados, otros estudiantes en términos de las universidades, tienen que arriesgar sus vidas buscando la noticia, no importando si hay riesgos, enfermedades, epidemias o simplemente pueden tener un accidente automovilístico, pero con la firme determinación de buscar la información, para divulgarla o simplemente presionar a un sector X. 

Los empresarios de nuestra tierra muchas veces presionan sectores, cuando tienen información de una persona o de un colectivo, pero para llegar a ser creíbles utilizan a los profesionales de la comunicación, que solo por mantener un empleo arriesgan hasta su propia vida. 

Se repite la triste realidad desde los tiempos mitológicos, donde los ricos manejan hasta los pensamientos de la gente, utilizan las redes sociales, medios tradicionales o hasta digitales, pero solo los que están registrados como grandes corporaciones. 

Muchos de los empresarios propietarios de los medios de comunicación, han manifestado su odio o repudio a los emprendedores, (pequeños empresarios de la comunicación) tratando de impedir que el único sector que apoya tales profesionales con pautas publicitarias, no lo haga, criticando dicha práctica, utilizando líderes políticos que se oponen a que una pequeña familia, que viva con lo que se gana, a través de la publicad gubernamental, siga existiendo. 

Quizás muchos de ellos sienten competencias, cuando la ciudadana pone su confianza en un portal digital o un pequeño espacio de un canal local de cable o en línea, para hacer sus denuncias o quejas de alguna problemática social o particular. Cuando los grandes, ponen sus focos en las principales fuentes de noticiosas, como gobierno, justicia, policía, sociales, farándula, deportes, entre otros. 

Esos empresarios, muchas llamados burgueses, deprecian o quieren desmeritar el trabajo que hace un medio digital social comunitario, incluso cuando el mismo tiene la exclusividad, tratan de utilizar otros mecanismo para restarle veracidad a la información. 

Una de las técnicas que ellos desean hacer, es ocupar el único cliente que confía en los pequeños empresarios de la comunicación, ósea el Palacio Nacional, con la mira y objetivo de callar a cientos de profesionales, que hoy día tienen un contrato publicitario con su único cliente. 

Todo volverá a ser como antes, hace apenas 8 años de la historia dominicana, cientos de empresarios o simplemente comunicadores no podían sostener una renta de internet, darle manteniendo a una página, o pagar un espacio en un canal local de cable o señal abierta, ya que el cliente, ósea el gobierno solo lo puede tener los famosos empresarios o medios creíbles. 

Cabe destacar, que cientos de emprendedores, que no tienen empleo en una corporación o empresa de comunicación, pueden hoy día pagar un espacio televisivo, radial, o darle mantenimiento a sus portales digitales, o lo más importante comprarles comida a sus hijos y esposa. 

Es lamentable ver, que ningún candidato ha querido reunirse con los pequeños empresarios de la comunicación, para manifestarles su apoyo en el ámbito económico a través de las codiciadas pautas publicitarias. 

Se puede ver que la mayoría de los políticos, solo envían las notas de prensa a los medios digitales, propiedades de los pequeños empresarios de la comunicación, con la mira puesta únicamente en utilizarlos como herramientas. Pero la publicidad jugosa, solo se ve en grandes vallas, que cuestan mucho dinero, además sus spot en medios de otros amigos empresarios millonarios y grandes oligarcas. 

Nunca en sus propuestas han expresado claramente, que apoyarán la libertad de expresión y difusión del pensamiento, con pautas publicitarias que ayuden a los emprendedores. 

¿Cómo no citar al único cliente que apoya al chiquito? ¿Cómo no decir la verdad del cliente, que mantiene abierto a cientos de espacios, que nunca habían tenido la oportunidad de expresarse? Habría que ser muy mezquino para no decir la verdad.



« PREV
NEXT »

No hay comentarios.