Latest News

miércoles, 10 de febrero de 2021

CARTA PÚBLICA A JJ ENCARNACION DE LA FAMILIA MÉNDEZ


Las familias Méndez Medina y Méndez Matos le escriben de manera pública -a pesar de que nuestro amado Dr. Méndez nos pidió no responderle- pero es difícil guardar silencio cuando el mal quiere lacerar el bien y la sensibilidad de un ser humano que usted no conoce y que estamos seguros de que así fuera no intentaría hacer daño sobre un ser humano al que consideramos muy noble.

Todo cuanto ha dicho sobre él es falso, y sobre su orientación sexual no entraremos en detalles por entender, a diferencia de usted, que es algo de la estricta privacidad de cada quien, a pesar de que vemos que usted lo llama pájaro y, si con ese término usted se refiere a los homosexuales, sí lo es, pero a diferencia de lo que usted proyecta, él es amado antes de nacer y fue recibido en un hogar humilde, pero lleno de amor.

Desde temprana edad la familia notó esa orientación sexual que hoy usted denigra, pero también nos dimos cuenta del gran corazón e inteligencia que lo caracteriza, que creemos es lo más importante. Nuestras familias, que humildemente entendemos han tenido una trayectoria correcta, estando siempre junto al pueblo de San José de Ocoa tratando de aportar en todo cuanto hemos podido, nos sentimos agredidos en su conjunto por los ataques injustos de índole personal sobre uno de nuestros miembros.

En sus expresiones subyace un sentimiento ruin como es el odio y que lo deja muy mal parado de cara al respeto y a la tolerancia, y atrapado por tan bajo sentimiento ha caído muy bajo en esta ocasión; sin embargo, tenga plena seguridad de que lo pondremos en oración para que pueda superar esa pequeñez mental que hoy lo muestra como un ser irrespetuoso, indolente e intolerante.

Sin ánimo de igualarnos a usted en su valoración, pero pensamos que tal vez tiene la creencia errónea de que en sus continuas derrotas políticas el Dr. Méndez ha tenido algún grado de responsabilidad o culpa, cosa que sabemos no es así; esas derrotas se justifican en su forma de ser y en los pobres atributos humanos que lo adornan como persona.

Le confesamos que es vergonzoso ver que un “profesional” de “su magnitud” se preste a un juego como este de descrédito y persecución, lo que daña todo lo poco o mucho que haya podido hacer antes.

Revísese, llénese de amor. Nosotros estamos aquí hasta para amar a las personas a las que la luz no les alcanza. El Dr. Méndez es ese hijo, hermano, tío, primo y nieto amado y tenemos la certeza de que su odio hacia él no lo alcanzará; sí queremos decirle que su familia está aquí y que él no está solo, que lo amamos y lo respetamos y así será siempre.

Los valores que aprendimos de nuestros padres viven en nosotros; somos un libro abierto. Es una lástima que nosotros que ni siquiera lo conocemos tengamos que ver cómo usted toma el nombre nuestro, y decimos nuestro porque el Dr. Méndez es toda su familia, para pretender brillar y lleno de odio mostrar sus personales frustraciones.
« PREV
NEXT »

No hay comentarios.