ULTIMAS NOTICIAS

La Voz Sin Censura TV



sábado, 20 de febrero de 2021

Desarrollo y justicia social para la economía mundial


Por Dr. Amín Cruz

“Mi partido es la justicia social; mi bandera la igualdad y tengo como única meta la felicidad de todos”. Mario Moreno

El 26 de noviembre de 2007 la Asamblea General de Naciones Unidas declara que, a partir de su sexagésimo tercer período de sesiones, en su resolución A/RES/62/10, decide proclamar el 20 de febrero de cada año Día Mundial de la Justicia Social, conforme a esto la Asamblea General reconoce que el desarrollo social y la justicia social son indispensables para la consecución y el mantenimiento de la paz y la seguridad en las naciones y entre ellas, y que, a su vez, el desarrollo social y la justicia social no pueden alcanzarse si no hay paz y seguridad o si no se respetan todos los derechos humanos y las libertades fundamentales.

El objetivo de la celebración del Día Mundial de la Justicia Social es apoyar la labor de la comunidad internacional encaminada a erradicar la pobreza y promover el empleo pleno y el trabajo decente, la igualdad entre los sexos y el acceso al bienestar social y la justicia social para todos, por lo que, para las Naciones Unidas, la búsqueda de la justicia social universal representa el núcleo de su misión.

Asimismo, la justicia social pretende el equilibrio entre los diferentes sectores de la sociedad. Ahora bien, para lograr dichos objetivos es necesario conservar y desarrollar los siguientes derechos fundamentales: educación, salud, alimentación adecuada y vivienda digna, derecho al trabajo debidamente remunerado, divulgación de la cultura solidaria, igualmente el derecho a la libertad de pensamiento y de expresión, además, fortalecer la seguridad y certeza jurídica y el derecho a la igualdad sin distinción de sexo, raza, credo religioso o posición económica.

El 10 de junio de 2008 la Organización Internacional del Trabajo (OIT) adoptó la Declaración de la Organización Internacional del Trabajo sobre la justicia social para una globalización equitativa, la Declaración se centra en garantizar resultados equitativos para todos a través del empleo, la protección social, el diálogo social, y los principios y derechos fundamentales en el trabajo, de igual forma podemos puntualizar que el logro de esta justicia social está también estrechamente vinculado con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Por lo que bajo el tema “Un llamamiento a la justicia social en la economía digital” se celebra en 2021 el Día Mundial de la Justicia Social, a partir de la trasformación que la economía digital le ha dado al panorama global, incluso, en medio de la pandemia de la Covid-19, las actividades de muchas empresas siguieron adelante gracias a las plataformas digitales que han penetrado en la economía, en la sociedad y ofrecen a los trabajadores oportunidades de generar ingresos y beneficios derivados de los arreglos laborales flexibles, en particular para las mujeres, las personas con discapacidad, la juventud y los trabajadores migrantes, también plantean algunos problemas, entre ellas se enumeran la regularidad del trabajo y los ingresos, el derecho a unas condiciones de trabajo justas, la protección social o el derecho a formar parte de los sindicatos.

La desigualdad social es un desequilibro de los más arraigados en la historia del mundo, como bien reconoce la Organización de Naciones Unidas (ONU), razón de la celebración de su día internacional es “una oportunidad de sensibilizar a la sociedad y promueve los esfuerzos de la comunidad internacional por buscar soluciones para lograr el desarrollo sostenible, erradicar la pobreza; promover el pleno empleo y el trabajo decente, la protección social universal, la igualdad entre los géneros y el acceso al bienestar social y la justicia para todos, en un mundo en el que la economía afecta directamente a los sistemas ecológicos de subsistencia, hay que trabajar para que la justicia social sea una realidad, el crecimiento económico no tiene sentido si no redunda en el bienestar real y sostenible.

No hay tiempo que perder, podemos empezar a idear y llevar a la práctica una visión de la sociedad y del crecimiento basada en la dignidad de los seres humanos que sea capaz de lograr eficiencia económica, sostenibilidad y trabajo decente de acuerdo de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible de los pueblos.

“El mundo tiene varias opciones. Podemos seguir aplicando las políticas que provocaron la crisis y esperar por lo menos 88 años para erradicar la pobreza extrema al ritmo en el que lo estamos haciendo en la actualidad". El Dr. Amín Cruz, PhD, es un diplomático, periodista, historiador, educador y escritor, residente en New York.

No hay comentarios.:

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas