ULTIMAS NOTICIAS

La Voz Sin Censura TV



lunes, 15 de marzo de 2021

Escuelas EEUU enfrentan retos en educación a distancia por Covid



Un año después de la pandemia, millones siguen sin internet por obstáculos financieros

Cuando cerraron las escuelas en Estados Unidos debido al coronavirus, los educadores tuvieron que ingeniárselas para que los niños se conectaran a internet, y rápido.

En un método nacido de la desesperación, las autoridades escolares buscaron puntos de acceso inalámbricos, llegaron a acuerdos con compañías de cable e incluso crearon sus propias redes. Con dinero de ayuda federal y asistencia de los gobiernos estatales y filántropos, han ayudado a millones de estudiantes a conectarse para el aprendizaje a distancia.

Aún así, un año después de la pandemia, millones de personas siguen sin internet debido a obstáculos financieros y dificultades logísticas.

Pronto habrá más dinero para que las escuelas proporcionen internet, así como programas para hacer que el servicio sea más asequible.

El paquete de estímulo de 1,9 billones de dólares que el presidente Joe Biden firmó el jueves contiene 7,000 millones para el aprendizaje a distancia.

En Chicago, la filantropía pagó casi la mitad del programa Chicago Connected de cuatro años de 50 millones de dólares, que paga el acceso a internet en el hogar de los niños si califican para almuerzos a precio reducido.

El distrito escolar de Chicago, el tercero más grande del país, busca 25 millones de dólares. Aproximadamente una quinta parte de los 242,000 estudiantes que son elegibles tienen acceso a internet.

Las escuelas ya estaban trabajando mucho antes de la pandemia para reducir la brecha digital, que afecta de manera desproporcionada a los estudiantes negros, latinos y nativos americanos y a aquellos en hogares de bajos ingresos. El cambio a la educación a distancia elevó drásticamente las apuestas.


Common Sense, una organización sin fines de lucro que aboga por el acceso a internet, calcula que de los 15 millones de niños en edad escolar que carecían de suficiente internet cuando golpeó la pandemia, entre 2 millones y 5 millones estaban conectados. Pero muchos programas tienen fechas de finalización.


En Filadelfia, por ejemplo, un programa de 17 millones de dólares para conectar hasta 35,000 estudiantes que depende de filántropos y fondos de estímulo federal se ejecutará hasta el verano de 2022.


Baltimore City Schools está pagando por internet residencial de Comcast o un punto de acceso T-Mobile para bajos estudiantes de bajos ingresos hasta septiembre.


Aproximadamente dos tercios de los hogares recién conectados tienen puntos de acceso, generalmente pequeñas cajas que generan internet sobre la marcha, estimó Evan Marwell, director ejecutivo de EducationSuperHighway, una organización sin fines de lucro enfocada en hacer que las escuelas puedan conectarse. El resto provino principalmente de acuerdos con compañías de cable como Comcast.


Algunos distritos lanzaron o expandieron sus propias redes. Las escuelas tuvieron que tomar la iniciativa porque el gobierno federal no ha logrado que internet esté disponible y sea asequible, dijo Blair Levin, un funcionario de la Comisión Federal de Comunicaciones durante el gobierno de Barack Obama.

No hay comentarios.:

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas