El lobo vestido de oveja

Por Logan Jiménez


En el clásico cuenta de la caperucita roja y el lobo, podemos recordar que el denominado “lobo” siempre buscaba una estrategia para comerse a la sufrida caperucita.

El señor lobo, siempre vestía de oveja, se involucraba entre ellas, comía con ellas, investigaba las informaciones de su proceder, todo con la determinación de verse simplemente como oveja.

Es por ello que las escrituras citan en (Mateo 7:15) Y guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, más de dentro son lobos rapaces. Vienen a ustedes disfrazados de ovejas, pero por dentro son lobos feroces. -

El lobo era tan cruel que utilizaba trampas, para hacer caer a las ovejas.

Existen cientos de relatos que destacan la maldad, crueldad y envidia del famoso personaje del lobo.

En el capítulo 20: verso 29 del libro de los hechos, cita: Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces que no perdonarán al rebaño.

Generalmente el lobo se viste de oveja, canta como oveja, habla como oveja, camina como oveja, y se hace llamar oveja, pero su intención es no ser descubierto, esconde sus pesuñas, fuertes y grandes llenas de maldad.

En la vida real hoy convivimos entre muchos lobos rapaces, que devoran todo a su lado, utilizan el poder sólo para hacer maltad, critican al humilde, lo descriminan, hacen fiesta de su fracaso, solo para sentir un gozo en su corazón lleno de maldad.

Son personas de doble cara, que te saludan, te hacen creer que son tus amigos, y que supuestamente están contigo en cada proyecto, pero cuando das la espalda te hacen daño.

En el libro de proverbios, 8:13 cita, Quien teme al Señor aborrece lo malo; yo aborrezco el orgullo y la arrogancia, la mala conducta y el lenguaje perverso.

En el libro de Doctrina y Convenios capítulo 121:39 cita: Hemos aprendido, por tristes experiencias, que la naturaleza y disposición de casi todos los hombres, en cuanto reciben un poco de autoridad, como ellos suponen, es comenzar inmediatamente a ejercer injusto dominio.

En el mismo libro continua en el capítulo 121, versos 40- 42 cita: Por tanto, muchos son llamados, pero pocos son escogidos.

En el 41 cita: Ningún poder o influencia se puede ni se debe mantener en virtud del sacerdocio, sino por persuasión, por longanimidad, benignidad, mansedumbre y por amor sincero;

En el 42 cita: por bondad y por conocimiento puro, lo cual engrandecerá en gran manera el alma sin hipocresía y sin malicia;

Reflexionemos en estas enseñanzas, nos muestran que el poder, la inteligencia, y la oportunidad de servir, no se debe utilizar para el bloqueo, para destruir y sembrar cizañas.

El poder y la autoridad son pasajeros, hoy eres tú, mañana puede cambiar la carta, se humilde y deja que todos coman el pasto.

Publicar un comentario

0 Comentarios