PLD asegura altos precios ensombrecen celebraciones



Un gran tormento para familia dominicana preparar cena de nochebuena por limitados recursos

La tradición dominicana de festejar en nochebuena y navidad terminó imponiéndose a las dificultades encontradas con los altos precios de los productos de consumo.

El vocero escrito del Partido de la Liberación Dominicana, Vanguardia del Pueblo (vanguardiadelpueblo.do) recoge reportes de dirigentes de esa organización política y de los medios de comunicación tradicionales que detallan las dificultades encontradas y las tímidas celebraciones

En la sección de economía se publica un despacho con el título “inflación rompe récord en la República Dominicana”, que manifiesta el alza registrada en los artículos de la canasta básica.

En Supermercados, colmados y plazas comerciales las quejas por los incrementos de precios resultó ser la tónica dominante, tal y como se detalla en trabajos periodísticos

La preparación de la Cena de Nochebuena se llegó a comparar con un dolor de cabeza en lugar de motivo de alegría y compartir en familia por la falta de recursos para adquirir los alimentos básicos para dicha celebración.

Los altos precios en las carnes, pastas alimenticias, arroz, enlatados, entre otros y los pocos recursos económicos disponibles no permitieron en muchos de los hogares dominicanos dar seguimiento a la tradición.

Una cena de navidad para una familia de ocho miembros llegó a ser cotizada por comerciantes en unos seis mil pesos, un valor prohibitivo e inalcanzables para una familia que devenga un sueldo mínimo cada mes, a quienes no les llegó, por más publicidad pagada, el famoso bono navideño del Gobierno.

Los adornos y decoraciones en las calles de los barrios del Gran Santo Domingo están ausentes, muestra de las dificultades económicas, que se manifestó en una tímida celebración y un flujo muy reducido de pasajeros hacia provincias

Las limitaciones se sienten también en las bebidas. Cualquier litro de ron criollo sobrepasa los 600 pesos, para no hablar del precio de las cervezas, por demás escasas y también los vinos importados.

Pese a ello en los barrios de la capital se las ingeniaron para preparar la cena y la fiesta de noche buena, mediante los llamados serruchos o los encuentros familiares, llamados fiesta de traje, mediante la cual se le asigna a cada quien llevar algo para la celebración.

Publicar un comentario

0 Comentarios