ULTIMAS NOTICIAS

La Voz Sin Censura TV



martes, 30 de marzo de 2021

Aniversario 177 de la Batalla 30 de Marzo




En esa ocasión, los dominicanos demostraron nueva vez su deseo de independencia

Arriba hoy a la conmemoración de su 177 aniversario, la Batalla del 30 de Marzo, encabezada por los generales José María Imbert y Fernando Valerio, donde el ejército independentista de reciente formación, venció nuevamente al ejército haitiano, el cual había invadido la República tras su derrota en la Batalla del 19 de Marzo, en Azua.

De acuerdo a reportes históricos de la fecha, el 30 de marzo de 1844, los haitianos atacaron y fueron embestidos por el general Imbert y el comandante Achilles Michel, frente a la sabana de Santiago

El 27 de marzo de ese mismo año, el general y comandante de operaciones en Santiago, José María Imbert, fue llamado por la Junta de Gobierno dominicano con el propósito de que organizara el contraataque a los haitianos.

Imbert atrincheró la ciudad, construyó fosos y tomó precauciones importantes para ganar una batalla junto al comandante Achilles Michel quien dirigió junto a otros compatriotas a los que adiestró en el dominio de las armas, la batalla del 30 de marzo de 1844, en Santiago; construyó los fuertes “Dios”, “Patria” y “Libertad” en los que fueron vencidos los haitianos.

Se hizo acompañar de los oficiales Pedro Eugenio Pelletier, Ángel Reyes, Ramón Franco Bidó, Gaspar Polanco Borbón, José Nicolás Gómez, Fernando Valerio, José M. López, Lorenzo Mieses, Dionisio Mieses, Toribio Ramírez, Marcos Trinidad López, entre otros.

La derrota de los adversarios haitianos fue recibida con alegría, luego de que las huestes criollas, comandadas por el general José María Imbert, resistieran cinco ataques, por dos flancos, en los que los invasores tuvieron unas 600 bajas y una mayor cantidad de heridos.

Se cuenta que el general Imbert, empleó el ardid de comunicarle al general haitiano que el presidente de Haití, general Herard Ainé, había muerto el 19 en Azua, y que no valía la pena seguir sacrificando vidas humanas con el presidente muerto. Pierrot consideró que debía partir de inmediato a su país para hacerse cargo del poder. La mentira funcionó.

El triunfo de las armas dominicanas no fue la labor de un hombre, ni siquiera de un solo comandante; más bien resultó un esfuerzo colectivo, entre los que se destacan Matías Ramón Mella, José María Imbert –nombrado el 27 de marzo como comandante supremo de las tropas de Santiago- José María López, Francisco Antonio Salcedo (Tito) y Fernando Valerio.

No hay comentarios.:

Post Top Ad

Your Ad Spot

Páginas